La catequesis para las personas con discapacidad

Authored by Sr. M. Johanna Paruch in Issue #2.1 of The Catechetical Review

no es ninguna piedra de tropiezo para las personas con discapacidad física

La catequesis para las personas con alguna discapacidad física no es tan difícil. Solo en casos muy poco frecuentes deberán los catequistas de hacer algunas pequeñas adaptaciones al contenido de una clase, a diferencia de la preparación de clases para personas con discapacidad cognitiva. El mayor reto que enfrentarán los catequistas al preparar clases para personas con discapacidades físicas se relaciona con el asegurar que los materiales catequéticos y las instalaciones sean lo más accesibles posible.

La Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos escribe, en cuanto a la necesidad de darle la bienvenida a las personas con discapacidad:

"Ya que la parroquia es la puerta de entrada a la plena participación en la experiencia cristiana, es la responsabilidad tanto de los pastores como de los laicos asegurar que aquellas puertas siempre estén abiertas. Los costos nunca deben de ser la consideración controladora que limite la bienvenida que se ofrece a los de entre nosotros que tengamos una discapacidad, ya que el proporcionar el acceso a las eventos religiosos es un deber pastoral."

Aunque estemos de acuerdo en el concepto de accesibilidad a los eventos religiosos en nuestras parroquias, cada instalación catequética, escuela, o parroquia puede tener sus dificultades específicas en hacerse un lugar más accesible. El Directorio nacional para la catequesis dice, "En la medida de lo posible, las mismas personas con discapacidad deberían de guiar al personal catequético en hacer las adaptaciones curriculares según sus necesidades particulares." En el caso de la catequesis de niños, los padres de familia serán nuestro mejor recurso. Para que seamos verdaderamente acogedores, no obstante, tenemos que encontrar y reunirnos con las personas discapacitadas en nuestra comunidad. Muchas veces podemos creer que no hay gente con discapacidad en nuestra comunidad, simplemente porque no las vemos. Esto es muy poco probable. Al contrario, es muy factible que si investigamos, podamos descubrir que la parroquia es, de hecho, físicamente inaccesible.

The rest of this online article is available for current subscribers.

Start your subscription today!


This article is from The Catechetical Review (Online Edition ISSN 2379-6324) and may be copied for catechetical purposes only. It may not be reprinted in another published work without the permission of The Catechetical Review by contacting editor@catechetics.com

Articles from the Most Recent Issue

Evangelization: Clear and Simple
By André Regnier
"We are living now in an age of inventions, and we no longer have to take the trouble of climbing stairs … I wanted to find an elevator which would raise me to Jesus, for I am too small to climb the rough stairway of perfection … The elevator which must raise me to heaven is Your arms, O Jesus! And for this I had no need to grow up, but rather I... Read more
La evangelización: clara y sencilla
By André Regnier
Estamos en un siglo de inventos. Ahora no hay que tomarse ya el trabajo de subir los peldaños de una escalera. … Yo quisiera también encontrar un ascensor para elevarme hasta Jesús, pues soy demasiado pequeña para subir la dura escalera de la perfección. … ¡El ascensor que ha de elevarme hasta el cielo son tus brazos, Jesús! Y para eso, no... Read more
Adult Faith Formation: Meeting Their Many Needs
By Martha Drennan
I grew up in a Catholic home, where most years of my elementary education were at a Catholic school, where we practiced Catholic traditions and devotions from time to time, where we always went to Mass on Sundays, and where I knew my parent’s greatest inheritance for me was the faith. In hindsight, however, I was a mediocre Catholic. If I... Read more

Pages

Watch Tutorial Videos

We've put together several quick and easy tutorial videos to show you how to use this website.

Watch Now