RICA & la Formación en la Fe para adultos: ¿Tus catecúmenos saben que Jesús les consigue el cielo? 1a Parte

Authored by Fr. Drake McCalister in Issue #6.3 of The Catechetical Review

Desde que me hice católico en el 2004, me he encontrado con muchos, muchos católicos que no comprenden a la gracia, la salvación, o cómo se les concede el acceso al cielo. Muchos han revelado que viven con el miedo de ir al infierno debido a algún pecado desconocido no confesado o que su comprensión de cómo son salvados se basa exclusivamente en sus obras. Estos católicos no comprenden como la fe y las obras se relacionan con la salvación. En breve, no comprenden la fuente de su salvación.

El Dr. Peter Kreeft explica el problema en su libro, Catholics and Protestants: What Can We Learn from Each Other? [Católicos y protestantes: ¿qué podemos aprender los unos de los otros].[1] A lo largo de sus años como profesor de filosofía en Boston College, les preguntaba sus estudiantes, “si fueras a morir esta noche y a encontrarte con Dios y que Él te preguntara porque te debería de dejar entrar al cielo, ¿qué le contestarías?” Generalmente recibía una de tres respuestas:

  1. Soy buena persona (pelagiano, auto-salvación)
  2. Espero en la misericordia de Dios (presunción)
  3. Jesucristo

Prosigue diciendo que entre el 0 y el 5 por ciento de los católicos citan a Jesús como la fuente de su salvación, y la colocan principalmente en las obras, mientras que casi el 100% de protestantes evangélicos citan a Jesús como fuente de su salvación.

Si los catecúmenos y los candidatos no saben claramente que Jesús es la fuente de su salvación, y cómo se relacionan las obras con ella, corremos el riesgo de crear cristianos basados en obras que no se han convertido de corazón y que son incapaces de perseverar hasta el fin (Mt 24,13, CEC 161).

Lo que sigue es la primera parte de una vista general de cómo un adulto procede de su condición de no salvado a la de salvado (y de salvado a no salvado) y la relación de la gracia, la fe, y las obras. Concretamente, ¿cuáles son los medios ordinarios de la gracia para la salvación? La primera parte enfocará específicamente cómo la persona es salvada y la segunda parte enfocará cómo se puede perder la salvación. En aras de ahorrar espacio, dejo fuera las excepciones al proceso normal de la salvación, ya que aquellos que reciben excepciones son conocidos solo por Dios (CEC 848).

The rest of this online article is available for current subscribers.

Start your subscription today!


This article is from The Catechetical Review (Online Edition ISSN 2379-6324) and may be copied for catechetical purposes only. It may not be reprinted in another published work without the permission of The Catechetical Review by contacting editor@catechetics.com

Articles from the Most Recent Issue

The Spiritual Life: A Personal Vocation
By Simone Rizkallah
He had a name inscribed that no one knows except himself. ( Revelation 19:12) There is a lingering experience of anxiety which I believe is a particularly Christian one. It concerns the problem of vocation. Joseph Ratzinger, in one of his Advent homilies, preached: The movement of becoming a Christian, which begins at baptism and which we have to... Read more
RCIA & Adult Faith Formation: RCIA Adapted for Families, It’s All About the Parents (Part One)
By Lori Smith
“For the promise is to you and to your children and to all that are far off, every one whom the Lord our God calls to him.” Acts 2:39 Challenging times require innovative solutions. These are indeed challenging times, both in our world and in the Church. It is important for lay catechists to shine as beacons of light in the darkness to draw entire... Read more
Children's Catechesis: Catechizing Kids from Hard Places
By Alison Blanchet
They are not my “glory stories.” They are the children that I think about at 3:17 a.m. The faces of children that, to the best of my knowledge, I failed to reach. In the middle of the night things I said and did—sometimes with the best of intentions and sometimes from a place of absolute frustration and desperation—replay in my head. What had I... Read more

Pages

Watch Tutorial Videos

We've put together several quick and easy tutorial videos to show you how to use this website.

Watch Now