The Catechetical Review - Communicating Christ for a New Evangelization

La confirmación: una iniciación, no la finalización

Authored by Dr. Ximena DeBroeck in Issue #3.3 of Catechetical Review
Al Sacramento de la Confirmación se refiere a menudo como "un sacramento en busca de una teología", o "un sacramento en busca de sentido" entre los ministros del sacramento. Aunque los documentos catequéticos presenten una consistente teología de la Confirmación, la diversidad en la práctica pastoral de diócesis a diócesis, e incluso de parroquia a parroquia dentro de la misma diócesis, sugiere que el Sacramento de la Confirmación tuviera diferentes sentidos y hasta diferentes teologías. En lugar de esto, propongo que la diversidad en la práctica no es el resultado de una teología variable, sino que se debe a diferentes enfoques pastorales. En su libro, Confirmation: The Baby in Solomon's Court [La confirmación: el bebé en la corte de Salomón], el Pbro. Paul Turner, sacerdote de la Diócesis de la Ciudad de Kansas - San José, Missouri, describe siete modelos de praxis en la tradición cristiana.[i] Utilizando el marco referencial del P. Paul como base para mis reflexiones, he distinguido tres modelos distintos para la práctica pastoral de la Confirmación hoy en día. El Rito de Iniciación Cristiana para Adultos: En el caso de los catecúmenos adultos, la Confirmación se celebra inmediatamente después del Bautismo, en la misma liturgia. Los niños mayores a siete años deberían de ser incluidos en este modelo. En el caso de candidatos adultos, la Confirmación se celebra con adultos que fueron bautizados como católicos pero que no siguieron con su formación en la fe, o fueron bautizados en alguna otra tradición cristiana y que deseen entrar en plena comunión con la Iglesia Católica. La Confirmación en el orden restaurado: Algunas diócesis[ii] celebran el Sacramento de la Confirmación antes del de la Eucaristía. Este modelo restaura el orden de la celebración de los Sacramentos de Iniciación al orden que tenía la Iglesia Universal hasta el año 1910.[iii] Aunque varíe la edad de la celebración en cada diócesis, generalmente situándose entre los ocho y los diez años de edad, el orden de la celebración ubica a la Confirmación antes de la Eucaristía. La Confirmación de Candidatos Adolescentes: El Sacramento de la Confirmación se celebra después de la Primera Eucaristía, en algún momento durante la adolescencia; hay mucha variación en la edad para esta práctica, y generalmente abarca a los jóvenes entre trece y diecisiete años de edad. Debido a la diversidad en las edades y circunstancias de los candidatos, se utilizan muchos diferentes enfoques hoy en día. Esto presenta retos únicos, entre los cuáles existe una confusión en cuanto a la teología del sacramento.

The rest of this online article is available for current subscribers.

Start your subscription today!


This article is from The Catechetical Review (Online Edition ISSN 2379-6324) and may be copied for catechetical purposes only. It may not be reprinted in another published work without the permission of The Catechetical Review by contacting editor@catechetics.com

Articles from the Most Recent Issue

Editor’s Reflections: The Liturgical Life – A Source of Healing
By Dr. James Pauley
Free “The kingdom of heaven may be likened to a man who sowed good seed in his field. While everyone was asleep his enemy came and sowed weeds all through the wheat, and then went off” (Mt 13:24–25). Our Lord’s imagery helps us make sense of difficult and painful situations existing within the Church. He is describing, afterall, the “kingdom of God.”... Read more
Advent at Home: Five Practices for Entering into the Season
By Brad Bursa
Free Most Catholic parents are so far removed from a rich Catholic culture that living a liturgical season—let alone the liturgical year—can seem impossible. Dr. Tracey Rowland, professor at the University of Notre Dame Australia, describes the scene by saying that young Catholics “find themselves in a situation where they have rarely experienced a... Read more
Principles for Celebrating the Liturgical Year
By Fr. Eusebius Martis, OSB
For Christians, the celebration of the mystery of Christ is, on the one hand, formative and, on the other, an opportunity to offer praise and thanksgiving. This is especially true for Catholics because the events of our salvation in Christ are recalled daily, weekly, seasonally, and annually. The awareness of the liturgical cycle may not be... Read more

Pages

Watch Tutorial Videos

We've put together several quick and easy tutorial videos to show you how to use this website.

Watch Now