La catequesis para las personas con discapacidad

Authored by Sr. M. Johanna Paruch in Issue #2.1 of The Catechetical Review

no es ninguna piedra de tropiezo para las personas con discapacidad física

La catequesis para las personas con alguna discapacidad física no es tan difícil. Solo en casos muy poco frecuentes deberán los catequistas de hacer algunas pequeñas adaptaciones al contenido de una clase, a diferencia de la preparación de clases para personas con discapacidad cognitiva. El mayor reto que enfrentarán los catequistas al preparar clases para personas con discapacidades físicas se relaciona con el asegurar que los materiales catequéticos y las instalaciones sean lo más accesibles posible.

La Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos escribe, en cuanto a la necesidad de darle la bienvenida a las personas con discapacidad:

"Ya que la parroquia es la puerta de entrada a la plena participación en la experiencia cristiana, es la responsabilidad tanto de los pastores como de los laicos asegurar que aquellas puertas siempre estén abiertas. Los costos nunca deben de ser la consideración controladora que limite la bienvenida que se ofrece a los de entre nosotros que tengamos una discapacidad, ya que el proporcionar el acceso a las eventos religiosos es un deber pastoral."

Aunque estemos de acuerdo en el concepto de accesibilidad a los eventos religiosos en nuestras parroquias, cada instalación catequética, escuela, o parroquia puede tener sus dificultades específicas en hacerse un lugar más accesible. El Directorio nacional para la catequesis dice, "En la medida de lo posible, las mismas personas con discapacidad deberían de guiar al personal catequético en hacer las adaptaciones curriculares según sus necesidades particulares." En el caso de la catequesis de niños, los padres de familia serán nuestro mejor recurso. Para que seamos verdaderamente acogedores, no obstante, tenemos que encontrar y reunirnos con las personas discapacitadas en nuestra comunidad. Muchas veces podemos creer que no hay gente con discapacidad en nuestra comunidad, simplemente porque no las vemos. Esto es muy poco probable. Al contrario, es muy factible que si investigamos, podamos descubrir que la parroquia es, de hecho, físicamente inaccesible.

The rest of this online article is available for current subscribers.

Start your subscription today!


This article is from The Catechetical Review (Online Edition ISSN 2379-6324) and may be copied for catechetical purposes only. It may not be reprinted in another published work without the permission of The Catechetical Review by contacting editor@catechetics.com

Articles from the Most Recent Issue

Editor's Reflections: Leisure – God's Plan for Us
By Colleen Rainone
Free “ Life is what happens when you are making other plans.” How often people have said this with a wry smile as they cope with an untimely interruption to their well-ordered (or not-so-ordered), scheduled events. This phrase came to mind again, when Editor James Pauley informed me that he was losing his battle with a persistent cold, which developed... Read more
The Spirit of Leisurely Catholicism
By James Gaston
Free When I happened to mention to my wife that I was writing an essay about leisure, the following dialogue took place: Wife: “You can’t do that.” Me: “Why not?” Wife: “You don’t know anything about it. You’re working at something all the time.” Me: “That is somewhat true, but leisure isn’t really about what one does when one is not working. It’s... Read more
Leisure in the Life of the Christian
By Simone Rizkallah
Free The first time I read Josef Pieper’s book Leisure: The Basis of Culture, I felt I had finally encountered the philosophical and theological categories to explain the discomfort I felt in a culture obsessed with nonstop activity, imagery, and noise. Perhaps also being a first-generation American, with a Middle Eastern sensibility of leisure, I felt... Read more

Pages

Watch Tutorial Videos

We've put together several quick and easy tutorial videos to show you how to use this website.

Watch Now